Qhapaq Ñan, Sistema Vial Andino

Itinerario Cultural del Mundo

El Sistema Vial Andino Qhapaq Ñan atraviesa siete provincias argentinas: Jujuy Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza; y se extiende por otros cinco países sudamericanos: Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia.

El Qhapaq Ñan, que en lengua quechua significa “camino del señor” o “camino principal”, fue la columna vertebral del poder político y económico del Tawantinsuyo (Pueblo Inca). Constituyó una impresionante red de caminos de más de 30.000 kilómetros de extensión que conectaba importantes centros de producción, administrativos y ceremoniales. Su trazado ha sido, incluso, anterior al apogeo de los incas: se calcula que tiene unos 2.000 años de antigüedad. La historia de culturas milenarias se dibuja en esta red caminera: fue utilizada por ejércitos de la época y grupos enteros de población, para el desplazamiento de un gran número de caravanas de llamas, el transporte de mercancías y de materias primas. Es considerada una obra única en la historia de la humanidad, ya que es una de las redes viales más extensas levantadas en una de las regiones montañosas más accidentadas del mundo. Este vínculo físico de regiones diversas y distantes promovió el intercambio de valores culturales.

En Argentina, el Qhapaq Ñan ingresa desde Bolivia por el pequeño poblado de Calahoyo (en la Puna, a más de 4.000 m.s.n.m.). Atraviesa variados y bellos paisajes en desiertos, valles y montañas, uniendo los territorios que hoy componen las siete provincias, para perderse luego en la Cordillera de los Andes rumbo a Chile. En todo el territorio argentino se conservan 32 sitios arqueológicos asociados a este camino; recorrerlos es conocer los distintos aspectos de la vida de los pueblos antiguos: la vida civil, la actividad astronómica, la militar, las prácticas religiosas. Y también, compartir esta experiencia de cerca con las comunidades locales, muchas de ellas emplazadas en sitios remotos y en impactantes marcos naturales, conocer las costumbres ancestrales que han ido pasando de generación en generación y degustar la gastronomía regional. En fin, una experiencia para entrar en el corazón más profundo de los pueblos andinos.

El Qhapaq Ñan fue declarado Itinerario Cultural por la UNESCO en el año 2014. Constituye un patrimonio cultural vivo, que vincula a las comunidades con su historia, sus antepasados y su territorio, fortaleciendo su identidad cultural.

  • Ver Mapa