Península Valdés

Patrimonio Mundial Natural

Declarada Patrimonio Natural por la UNESCO en 1999, la Península Valdés, situada en la provincia del Chubut, es uno de los más grandes parques naturales del mundo. En una extensión de 4.000 km2 alberga la variada y vistosa avifauna de la costa patagónica. Durante la segunda mitad del año, es el hogar de la ballena franca austral, Monumento Natural, que llega hasta sus golfos para aparearse, reproducirse y alimentarse, y fascinar a los viajeros que se acercan para su avistamiento.

Ballenas, pingüinos, elefantes y lobos marinos, delfines, y una gran variedad de aves y fauna terrestre conforman el atractivo convocante de Valdés, al que se suman el paisaje circundante de costa y estepa, un calmo mar de intenso azul y las míticas estancias emplazadas tierra adentro. El avistaje de fauna marina es una de sus principales actividades.

La reserva Isla de los Pájaros protege miles de aves marinas que despliegan sus alas esplendorosamente sobre las aguas, como cormoranes, gaviotas cocineras, garzas brujas y garzas blancas. Punta Pirámide tiene un apostadero de lobos marinos que allí se reproducen. Punta Delgada es un imperdible refugio de lobos y elefantes marinos. Caleta Valdés, una estrecha lengua de tierra que separa el mar abierto de una laguna marina, congrega pingüinos magallánicos, lobos y elefantes marinos, además de guanacos, maras y ñandúes llegados con la marea baja a sus islas interiores. En la punta Norte de la península se ubica el mayor apostadero continental del mundo de elefantes marinos del sur. Visitar Península Valdés es un encuentro cercano con la naturaleza más pura.

  • Ver Mapa