Península Valdés, donde la naturaleza te sorprende

Península Valdés maravilla con el espectáculo que brinda la fauna local. Orcas, ballenas, pingüinos, lobos y elefantes marinos protagonizan cada año un show que sólo la naturaleza puede organizar con tanta perfección.

La Unesco declaró el Área Natural Protegida Península Valdés como Patrimonio Natural del Mundo, Sitio Ramsar y Reserva de Biósfera, y no sólo eso, la fauna marina, las aves y la vegetación la eligieron por sus características geográficas y geológicas, y la enriquecen con su presencia. Aquí, los elefantes y lobos marinos, los pingüinos, las orcas y las ballenas parecen decirle al hombre que esas aguas transparentes con tonos azules y turquesas son ideales para vivir.

Por eso, esta área protegida es perfecta para los avistajes. La gran biodiversidad es encantadora, como las costumbres que se aprecian: el varamiento intencional de las orcas, los lobos marinos criando a sus cachorros y luchando por mantener su harén o las ballenas saltando. Todo esto genera asombro y emoción en cualquier visitante, y se comprende con mayor profundidad lo que sucede gracias a la labor de los guardafaunas, que con vocación muestran a través de su visión cada espacio que se recorre. En cada uno hay centros de interpretación para entender los aspectos del mar y su curiosa población.

El contraste entre la meseta y la superficie infinita de agua es fabuloso. Desde el Istmo Ameghino da la sensación de estar parado en la tierra “entre dos mares”, pudiendo observarlo a ambos lados. En este santuario natural, el sonido de las aves marinas, la brisa que acompaña las caminatas y los aromas a cordero patagónico y frutos del mar, invitan a comer en algún restaurante de Puerto Pirámides o en alguna de las estancias de la península que funcionan de parador. Es posible hospedarse en esas estancias para vivir las tareas rurales y también en Puerto Pirámides (único sitio de la península donde se carga combustible), que cuenta con una amplia oferta de alojamientos.

Durante todo el año la naturaleza ofrece un espectáculo inigualable. Sólo hay que chequear el calendario de fauna para admirar a nuestros animales favoritos y entonces sí, una escapada o una semana de aventuras dejarán un recuerdo imborrable.

 

A la provincia del Chubut se llega en avión, por el aeropuerto Almirante Zar de Trelew, El Tehuelche de Puerto Madryn, el General Enrique Mosconi de Comodoro Rivadavia o el Brigadier General Antonio Parodi, de Esquel; también en ómnibus o en auto, por la Ruta 3 o la 25.

  • Ver Mapa

Experiencias Relacionadas