Parques Naturales Ischigualasto y Talampaya

Esculturas de la naturaleza que revelan las huellas de tiempos prehistóricos

Patrimonio Mundial Natural

El Parque Provincial Ischigualasto, popularmente llamado “Valle de la Luna”, está ubicado en la provincia de San Juan. Es uno de los más importantes yacimientos paleontológicos del mundo. Su impactante despliegue de coloraciones ocupa una extensión de 25 Km de largo por 10 de ancho, un verdadero regalo de la naturaleza a los sentidos.

Allí se pueden ver restos de vertebrados que habitaron el lugar en la era mesozoica, hace 180 millones de años. Se observan además, rastros de pisadas de saurios, improntas de helechos y troncos de araucarias petrificadas que dan un testimonio muy rico de eras pasadas. El suelo, de aspecto lunar, y las enormes barrancas rojísimas y violetas invitan a pensar que se trata de otro planeta. Esto hace del lugar, una muestra constante y sorprendente de formas y colores.

El Parque Nacional Talampaya, en la provincia de La Rioja, tiene el gran atractivo de sus formidables farallones de roca bermeja y las mil formas fantásticas talladas por la erosión, donde encuentra hogar para su nido la estrella de los cielos del lugar: el cóndor andino. La parte más visitada es un cañón de 3 Km, donde aparecen toda clase de formaciones y paredones de unos 150 metros de altura. Existen también, valiosos restos arqueológicos: morteros y petroglifos precolombinos.

Ischigualasto y Talampaya, que pertenecen a una misma cuenca con una superficie de casi 5.000 Km2, han sido incluidos como sitio natural, dentro de la Lista del Patrimonio Natural de la UNESCO, en el año 2000.

  • Ver Mapa