Ischigualasto

Un lugar donde la naturaleza lleva trabajando algo más de 220 millones de años. Un paisaje de otro planeta que supieron habitar los dinosaurios y que hoy es Patrimonio del Mundo.

Las geoformas, resultado de la erosión natural, adoptan figuras raras como “el submarino” y “el hongo”, entre las más características. Nada en este sitio ha sido alterado por la mano del hombre, los diversos tonos de color de la tierra se despliegan en el suelo y las paredes rocosas se imponen ante la inmensidad.

Allí descansan los restos fósiles de los dinosaurios más antiguos de la Argentina, en la vastedad erosionada por el tiempo que conforma un paisaje extraordinario y de un alto valor científico.

Una visita fugaz de uno a tres días alcanza para recorrer la zona a fondo. Se puede comer y dormir en San Agustín de Valle Fértil o, los más aventureros, en el comedor y el camping del mismo parque. La noche es otra aventura, más aun cuando hay luna llena. Esos días se ofrece un recorrido, diferente al normal de cinco estaciones, que abarca 40 kilómetros de la reserva para hacer aún mejor la experiencia. De nuevo bajo el sol, se elige como alternativa un paseo en mountain bike dentro del circuito o senderismo en el cerro Morado.

Encontrá más info del Parque Provincial ischigualasto.

  • Ver Mapa