Filete porteño

Embellece carteles, colectivos y casas con un estilo particular y colores intensos: el filete porteño, técnica pictórica típica de la ciudad de Buenos Aires, se suma como expresión cultural de valor universal reconocida por la UNESCO.

La tradicional técnica decorativa de la ciudad de Buenos Aires ha sido reconocida como parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Con dibujos a veces acompañados por dichos y refranes, los colores vivos y los estilos tipográficos creativos del filete embellecen todo aquello sobre lo que se posan. Sus líneas llenas de ornamentos, curvas y contracurvas, son la contraparte gráfica de los firuletes ejecutados por los bailarines de tango.

Esta original técnica floreció al calor del crecimiento de la ciudad a principios del siglo XX. Hoy en día mantiene su vigencia en el trabajo de artesanos que dejan en sus trazos todo su oficio, y es un signo inconfundible que no se puede dejar de ver en un viaje a Buenos Aires, en carteles, colectivos, almacenes y casas.

El Filete porteño fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en el año 2015.

 

 

  • Ver Mapa

Patrimonios Mundiales